top of page

Mª José, psicóloga y madre de 3 hijos.

Así es Mª José, participante de "La Revolución de los 40"


Mª José participa en nuestra campaña “La Revolución de los 40”, tiene 46 años, psicóloga y orientadora escolar. Está casada y tiene 3 hijos.





- A tu edad, y viendo cómo ha cambiado la realidad de la mujer desde hace unos años, ¿cómo te ves tú con respecto a generaciones anteriores como tu madre, abuela?

Creo que las mujeres actuales somos más conscientes de nuestra valía. El cumplir años significa una mayor madurez, pero desde un punto de vista positivo y vital, aportando muchos valores tanto en lo profesional como en lo familiar e incluso en el plano social, teniendo una mayor visibilidad.


- Eres una mujer trabajadora y, aparte, te ocupas de tu familia. Tienes 3 hijos, entre ellos una niña. ¿Qué le inculcas a ella como mujer con respecto a sus hermanos?

Intento educar a los tres en la igualdad. Es cierto que las niñas, las mujeres, tenemos un funcionamiento y unos procesos cognitivos más elaborados en cuanto a nuestra percepción del mundo y, sobre todo, de todo el tejido de las relaciones sociales. Intento, por tanto, que cada uno de ellos sea consciente de su valía y de la importancia del respeto.


- ¿Piensas que el estado físico de una mujer influye en su estado anímico?

Por supuesto. El cuerpo de una mujer está sujeto a cambios físicos constantes que repercuten en su estado emocional y anímico. Por eso, si una mujer está bien físicamente, también lo estará anímicamente. Considero fundamental el cuidado físico en cuanto a forma física, pero también el “estético”. Cada una en su estilo debe verse bien. Quizá para una le es suficiente pintarse los labios o llevar rímel y para otra es determinante su forma de vestir o su pelo. Creo que es muy importante que cada una lleve a cabo un proceso de introspección y valore esas pequeñas cosas que son las que dan “salsa” a los días y, en definitiva, a la vida.


- ¿Cómo ves a la mujer de hoy en día?

Desgraciadamente, la veo en muchas ocasiones desbordada. Es cierto que la entrada de lleno en la vida laboral de la mujer ha traído aspectos muy positivos, pero también una disminución de la calidad de tiempo empleada en la familia, la pareja o los propios intereses. Debemos tomar conciencia de la importancia de buscar nuestros momentos para conectar con nosotras mismas, y lograr el equilibrio interno, que se verá reflejado en nuestra forma de ver y actuar en el mundo.


- ¿Te gusta vestirte para ti, para tu marido, tu trabajo…? Cuéntame un poco

Siempre me ha gustado vestirme y verme bien para mí. En mi caso podría decir que es casi terapéutico. Si me veo bien estoy más positiva y se nota claramente en mi relación tanto con mi marido como en el trabajo. Cuando tengo un día difícil me “obligo” a arreglarme un poquito más, y te aseguro que funciona.


- ¿Cómo te ves de aquí a 10,15 años?

Mi primer pensamiento ha sido: “no tengo grandes aspiraciones”, pero enseguida me he dado cuenta de que sí que las tengo. Lo primero más mayor y con más madurez, con más tiempo para mí y mi pareja y sobre todo, tan feliz como me siento ahora. Así que, en realidad, ¡sí que tengo grandes aspiraciones!


- Dime mujeres maduras que sean una inspiración para ti y por qué

No podría decirte mujeres en concreto. Me encantan las mujeres maduras que han asumido con total naturalidad el paso del tiempo y eso las hace tremendamente interesantes. Me da cierta tristeza las mujeres que intentan mantenerse por todos los medios jóvenes. No se dan cuenta de que la juventud es pasajera y efímera y no valoran lo bueno de la madurez, que para mí tiene muchísimas cosas positivas.


- ¿Cómo ha sido tu experiencia? ¿Cuéntanos qué esperabas antes de la sesión y cómo te sentiste?


Mi experiencia ha sido MARAVILLOSA. No ha podido estar más cuidada en todos los detalles: la habitación donde Verónica me maquilló y donde me fui cambiando. Todo rodeado de buenas sensaciones, de olores fantásticos y con una música espectacular. Y Verónica con una gran capacidad de hacerte sentir cómoda en todo momento y guiando la sesión de una manera tremendamente fácil. La conexión con ella fluyó desde el primer momento. ¡Las tres horas que duró se me pasaron volando!


- Creamos una serie de vestuario muy distinto siguiendo tus deseos y lo que querías transmitir. Asimismo, probamos cosas diferentes. ¿Qué fue lo que más te gustó de la sesión?

-

La verdad es que nos entendimos perfectamente. Por una parte, estaba completamente preparada y pensada, pero también se adaptó a las ideas que iban surgiendo en cuanto a peinado o ropa que fuimos modificando en la sesión con respecto a lo planificado.


- ¿Qué sentiste al visualizar tus retratos una vez editados?

¡Pues que estaba muy, muy guapa! Me dio un “subidón” de autoestima y de alegría, de verme así de estupenda. Es curioso, cuando estamos cansadas o preocupadas, no nos damos cuenta del gran potencial que tenemos físicamente, nos percibimos más apagadas e incluso más mayores. Esta sesión me ha ayudado a salir de esta percepción y a darme cuenta de que yo, en este caso, y todas las mujeres, somos mucho más guapas e interesantes de lo que pensamos.


- ¿Crees que tu retrato enmarcado te recordará, por muchos años que pasen, la mujer que eres, que llevas dentro y siempre estará ahí?

Estoy convencida. No solo a mí, sino a mi marido y a mis hijos y a las generaciones venideras. Me recordarán con una sonrisa y una percepción del mundo amable y positiva. Cuando lo vean me gustaría que pensaran que si yo pude con los avatares de la vida ellos también.¡Será un retrato vitamina!


- ¿Qué opinan tus hijos y marido de ese retrato?

Pues yo creo que les ha hecho incluso más ilusión que a mí. Soy muy afortunada de tener un marido que me valora y me quiere como soy y a unos hijos que, aunque todavía me miren con los ojos de admiración que solo da la infancia, me quieren y me ven, de verdad, como la mamá “más guapa del mundo”.


- ¿Aconsejarías a otras mujeres a disfrutar de una experiencia similar?

Lo aconsejo sin dudarlo. Sales de la sesión renovada y cuando ves las fotos te das cuenta de tu valía y de todas las cosas que a partir de los cuarenta puedes aportar.

Lo recomiendo sin dudarlo a todas las mujeres.


Mª José es una mujer que encarna, perfectamente, a la mujer actual y estamos encantados de que haya participado en la campaña “La Revolución de los 40”. ¡Gracias Mª José!












Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page